Make your own free website on Tripod.com
Mis textos o arte

Home

LA BITACORA | CRONICAS CORTAS | REFLEJOS | Creencias y opiniones | Comentarios de películas y libros | Mis textos o arte | JOVENES EMPRENDEDORES | CARTAS PRIVADAS | cursos en la web | servicio de antivirus | Foros de programacion | Noticias y actualidad en programacion | Directorio de programacion | Tutoriales de programacion | Articulos de programacion | servicios | Contácteme | Título de la nueva página | Título de la nueva página

Mi lado creativo...

A LA CARTA .....desde Formosa capital

En esta página mostraré algo de mi trabajo. Por ejemplo, tal vez incluya una historia corta que haya escrito o un ensayo

Un amanecer; Tamaño real= 300 píxels de ancho

El jefe de los mansos




Por cierto que es verdad
Que el manso lleva las de perder
En la bruma de apariencia
Esta mundana de este tiempo
Sin luces y con tanta arrogancia


Es nuestro el tiempo
Y siempre fue invisible
Al corazón de los duros
Que hacen de lobos
Y en manadas ..o solitarios
Roban esperanzas
Colgando en sus madrigueras
Sus propias miserias

Temor tiene el manso
Mas debería tener terror indecible
Aquel lobo.....
Porque comió de mi mano
Y arrojo suelto el amor
Por sentir su soledad
Y su fiereza



Mas nada es igual entre mansos y lobos
Así es la realidad
Y es una torpeza
Que sea tan vil la naturaleza
Sirve de excusa


Que DIOS nos arroje un manto
Mañana ...cuando amanezca
Así dejare de escuchar tanto llanto
Yo sé
Que el es el jefe de los mansos




Amanece el siglo veintiuno


Sinuosa mirada al horizonte
Entre sombras y luces ciertas
Que brotan de cosas muertas
De una caminante sin un norte

Allá juegan distintas formas
Energías vagas y maltrechas
Por un acoso brutal y desechas
Tanto dolor que cumplen normas


Inútil así los gritos , los arrullos
No siembran nunca la paz
No cosechan nunca el quizás
Se caen inciertos en capullos

Todo es un gran campo de batalla
Donde el mas fuerte seguro esta vivo
Sopla un viento sordo encendido
Y el alma tiembla , suspira y calla.

Amanece el siglo veintiuno
Una parte de la vida se desplaza
Van y vienen a prisa a la caza
En el azar, somos todos algunos

Y cabalgan las promesas
Y rezan las esperanzas
Y quiebran las añoranzas
Y destila la pobreza

Deambulan tecnologías
Suerte de nueva capacidad
Diosa de una nueva verdad
Corren hacia nuevo días